La incorporación de procesos tecnológicos es un elemento crucial para beneficiar la productividad de los campos. La digitalización se instala con firmeza en las agrícolas mientras la intención de optimización agronómica de los productores crece rápidamente en Chile. 

Es necesario insistir en pensar cómo usar las tecnologías en el campo. Se diseñan cada vez más instrumentos para el trabajo agrícola enfocados en la automatización, debido a que la digitalización facilita el aumento y el control productivo de los predios. Las nuevas tecnologías permiten la digitalización de las operaciones y  registro de informaciones como la condición de los suelos, la humedad, el control de stocks en bodegas, los registros de faenas, la administración de costos, por mencionar algunas.  

Viendo este panorama favorable que se está armando para la adopción de plataformas digitales de control de gestión agrícola, Agri incorpora en procesos tecnológicos elementos cruciales para beneficiar la productividad, el control de los campos de forma sostenible y rentable.

Nuestros invitados en esta oportunidad vienen desde la zona Central de Chile, Región de O’Higgins, comuna de San Fernando. Agrícola Santa Teresa, frutícola dedicada a la producción de cerezos, manzanos, peras y kiwis nos cuenta su experiencia en la digitalización de los campos junto a Agri. 

Controlar  de forma eficiente la información global de sus campos en una sola plataforma ha sido para María Ignacia Polloni, agrónoma y representante de Agrícola Santa Teresa, una de las herramientas más importantes a la hora de tomar decisiones de forma rápida y segura, un apoyo al control de la operación de su empresa.

“Como parte de mi ingreso a la agrícola busqué la automatización de procesos más eficientes. Con el auge de las tecnologías en los campos no podíamos quedarnos atrás e incursioné en encontrar la plataforma idónea, que nos facilitará el manejo de la información y, así transparentar los costos de cada cuartel para tomar decisiones trascendentales de producción, a través de los retornos de información entregada, en este caso, por el software Agri”, precisó María Ignacia Polloni.

Las funcionalidades de la plataforma utilizadas por Agrícola Santa Teresa destacan el control de stock en bodega. Un ahorro significativo de tiempo y precisión de los productos almacenados que permite ver de manera independiente, sin estar preguntando al bodeguero, por ejemplo, cantidades de uso y reposiciones. Agri lo hace mucho más fácil, evitando las preguntas del día a día en sus predios.

“Agri hace mucho más eficiente la toma de decisiones. Conocer en qué cuarteles están cosechando, porque no estoy todo el día en el campo. Veo simplemente la plataforma y como mantenemos todos los datos registrados, visualizo la información. También el precio que estamos pagando, al final me simplifica mucho en cuanto a la información que necesito de la agrícola. El traspaso de la información de la plataforma es certera y antes sin el software no la teníamos”, dejó trascender María Ignacia.

Tener un mayor control financiero ha logrado un alcance positivo dentro del negocio, mencionan desde Santa Teresa. Disminuir el uso de otras herramientas como Excel y trabajar directamente con el software desde la Gerencia y Administración es “infinitamente práctico”, comenta la agrónoma. Agri permite ver en qué productos hay mayor o menor gasto, tiempos de duración de productos, valores comparativos, entre otros.

“Lo que más me llamó la atención y fue la razón de elegir la plataforma es su servicio al cliente. Un diferenciador frente a otras plataformas. La cercanía que genera su equipo, la buena disposición en ayudar en cualquier momento y la paciencia para explicar… Es destacable. Desde un principio tuve la confianza de preguntarles todo, son muy mateos”, comentó María Ignacia.

Los procesos agrícolas tradicionalmente manuales se están transformando y evolucionan hacia su automatización. Contar con profesionales que faciliten la implementación digital es un plus que brinda Agri. Destacando en el mercado de software agrícolas en la región latinoamericana. Un equipo de asistencia  personalizado para cada cliente como lo menciona Agrícola Santa Teresa.

«Me gustó la flexibilidad que tiene la plataforma, que no todos la tienen. En el fondo me plantearon todos los procesos y formas de trabajo, muy flexibles. Un servicio personalizado a las necesidades de cada agrícola: el tamaño, las especies o cómo uno quiere costear diferentes centros de costos. Ellos están siempre súper dispuestos y no se conforman con lo que ya tienen, siempre van mejorando, preocupados en la necesidad de cada agrícola. Eso me gusta mucho, porque en el fondo da pie para sugerencias e ideas frente a otras plataformas que te dicen -es esto y es lo que hay-”, destaca María Ignacia.

Conocemos al 100% cada tarea realizada en el campo y gracias a esta experiencia podemos optimizar los rendimientos agrícolas. Desde las plantaciones hasta las cosechas monitoreamos de forma digital; a la par de la gestión administrativa y del equipo humano para lograr un desarrollo sostenible a largo plazo.

Gracias, María Ignacia y Agrícola Santa Teresa por confiar en nosotros.

¡Súmate a la revolución digital de los campos junto a Agri!

 

Seguridad de la información

Políticas de privacidad

facebook